Una subasta en colmenar

Una historia que se repite cada vez con más frecuencia en estos días que estamos viviendo. La madre que avaló ante el banco a su hijo, el hermano a la hermana, el cuñado al cuñado. Todos sin darse cuenta que existen altas probabilidades de que con ese gesto pierdas a la madre, al hermano o al cuñado, y además, por el camino, tu casa, tus bienes, o el poco o mucho patrimonio que hayas podido ahorrar. Como profesional, yo también me he encontrado con historias desgarradoras que se pueden resumir en un simple consejo: di NO a tiempo. Es posible que un familiar o amigo se enfade, pero te aseguró que además, no perderás tu casa.

Una subasta en colmenar.

Esta entrada fue publicada en noticias, opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s