A vueltas con las hipotecas y la AP de Navarra

Si de Navarra vineron las buenas nuevas, de Navarra han vertido el jarro de agua fría que nos ha despertado a la triste realidad jurídica de la regulación de la ejecución de los préstamos hipotecarios.

Hace escasas fechas nos hacíamos eco del Auto de la Sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra que en síntesis, declaraba bastante para saldar el principal del préstamo hipotecario con la adjudicación de la vivienda por parte de la entidad, con independencia del hecho de que el valor en subasta resultara muy inferior al de tasación en su día reconocido por la entidad y que sirvió para cuantificar el propio préstamo.

Ayer tarde se hizo pública la noticia de que la Audiencia Provincial de Navarra, esta vez la sección tercera, en un caso análogo,  y en nuevo Auto, enmendaba la plana al Juzgado de Primera Instancia de Estellla, manifestando que no se puede ignorar el principio de seguridad jurídica y eludir la aplicación del artículo 579 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y del 1911 del Código Civil, que establecen, en síntesis, que si el producto de la ejecución de la garantía hipotecaria no fuera suficiente para cubrir el crédito, el ejecutante puede pedir el embargo por la cantidad que falte sobre otros bienes, debiendo el deudor responder con sus bienes presentes y futuros.

Las críticas, desde el punto de vista jurídico, que sufrió de sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra por su Auto de diciembre de 2010, han abonado el terreno para que, desde la puerta de al lado, la sección tercera le enmendé la plana con ajustada referencia a la ley vigente.

Y es que es lo que tiene el ser jurista. No cabe guiarse por el corazón, el sentido de la justicia o el populismo. La ley es la que es, y mientras no cambie, por principio de seguridad jurídica, hay que aplicarla. Los que en público y en privado aplaudimos en su día a la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, en nuestro fuero interno, nos lo temíamos.

La cuestión es que la situación económica de un país azotado por una crisis que viene del sector inmobiliario no puede solucionarse en los tribunales. La solución ha de venir de una generosa dosis de voluntad política para favorecer al débil frente al poderoso, y esos vientos, vistas las últimas reformas del régimen de pensiones de jubilación, parece que no soplan por este país.

El único consuelo que puede quedarle al sufrido ejecutado por vía hipotecario que ve perdida su casa y no cubierta su deuda, es el ya no tan nuevo RDL 6/2010 de 9 de abril, que permite elevar el nivel de inembargabilidad tras la ejecución hipotecaria un 10% sobre el SMI y otro 20% adicional por cada miembro de la unidad familiar que no disponga de ingresos, que le permitirá dejar a salvo de la futura ejecución de su salario una parte suplementaria a la que tendría que hacer frente en caso de una ejecución ordinaria.

Acceso al nuevo Auto de la Sección tercera

Acceso al Auto del Juzgado de Barcelona

Relacionado:

Audio de mi intervención en Aragón Radio sobre este asunto hoy 9/02/2011

Audio de mi intervención en Aragón Radio sobre este asunto el pasado 28/01/2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en artículos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A vueltas con las hipotecas y la AP de Navarra

  1. Pingback: Tweets that mention A vueltas con las hipotecas y la AP de Navarra | Un letrado al teclado -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s