Orgullo de ser “de oficio” abogado

Imagen

Acaba de llamar al portero automático el cartero.

Me dice que trae un giro a mi nombre. Le abro mientras me pregunto ¿un giro?, se habrá confundido y será un certificado que es lo habitual.

Pues no. Era un giro de 30 € de un cliente de turno de oficio preso en una cárcel de otra comunidad, que me envía para agradecer mis desvelos por su causa, desvelos que sus anteriores letrados de pago y relumbre jamás mostraron.

Pocas veces en mi vida profesional me he sentido tan bien como estampando mi firma en el albarán del cartero rechazando un dinero, y no por orgullo, ya que agradezco el gesto por lo que supone, sino porque soy uno de los muchos que, de oficio, somos abogados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s