El Supremo dice que sólo discrepancias graves entre los padres pueden impedir la custodia compartida

Las meras discrepancias en la pareja no son suficientes para descartar la custodia compartida. Así lo expone el Tribunal Supremo en una sentencia en la que revoca la decisión de la Audiencia Provincial de Sevilla de conceder la custodia a una madre ante el “importante” nivel de conflictividad con el padre.

La Audiencia concluyó que la custodia compartida no sería una solución sino “un semillero de problemas” que repercutiría negativamente en el menor. Los elementos que valoró el tribunal fueron las discrepancias sobre el colegio al que debía asistir (por motivos económicos, ya que iba a uno privado no concertado) y que la mujer había sido condenada por una falta de coacciones tras una denuncia del marido por cambiar la cerradura de la vivienda.

Sobre este último punto el Supremo opina que la condena a la mujer no debe perjudicar al marido. Sobre el asunto del colegio, considera que se trata de “una divergencia razonable”. Así pues, estima que los motivos expuestos por la Audiencia de Sevilla “no constituyen fundamento suficiente para entender que la relación entre los padres sea de tal enfrentamiento que imposibilite un cauce de diálogo”.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Francisco Javier Arroyo, continúa diciendo que “para la adopción del sistema de custodia compartida no se exige un acuerdo sin fisuras, sino una actitud razonable y eficiente en orden al desarrollo del menor, así como unas habilidades para el diálogo que se han de suponer existentes en dos profesionales como los ahora litigantes”, en referencia a que ambos son profesores universitarios.

La sentencia, una de las pocas que ha dictado hasta ahora el Supremo sobre la custodia compartida, no modifica la jurisprudencia emitida hasta ahora, pero sí servirá a los tribunales las circunstancias en las que deben aprobar o rechazar las custodia compartida. La Fiscalía del Tribunal Supremo había pedido que se estimase el recurso de casación del padre y se le concediera también a él la custodia de su hijo de siete años.

Fuente  EL MUNDO.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s